12 noviembre, 2010

Merlo: detienen a siete policías por el asesinato de un joven



Están acusados de haber participado de los tormentos que terminaron con la muerte de Fabián Gorosito, de 22 años, quien en agosto pasado apareció muerto en un descampado


Siete policías bonaerenses fueron detenidos hoy en Merlo acusados de haber participado de los tormentos que terminaron con la muerte de un joven que apareció asesinado, en agosto, en un descampado, informaron fuentes judiciales.

Todos, entre ellos un subcomisario, están imputados por el crimen de Fabián Gorosito (22) y prestaban servicios en la comisaría de la localidad de Mariano Acosta, en dicho partido de la zona oeste del conurbano bonaerense.

Fuentes judiciales informaron que seis de los efectivos quedaron formalmente detenidos y el restante aprehendido, a disposición de la fiscal Valeria Courtade, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 de Morón.

Los efectivos quedaron imputados de los delitos de "tormentos seguido de muerte", con pena prevista de prisión perpetua.

La fiscal había pedido las detenciones y esta tarde el juez de Garantías de ese Departamento Judicial, Gustavo Robles, las concedió, por lo que se llevaron a cabo con la colaboración del personal de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad de la provincia.

Los policías serán indagado desde mañana por la representante del Ministerio Público, dijeron los informantes.

Todo comenzó el 15 de agosto pasado, cuando Gorosito, quien trabajaba en un frigorífico situado en la Estación Agustín Ferrari, apareció muerto en un descampado ubicado en Gabriela Mistral y 24 de Noviembre, junto a las vías de la ex línea Belgrano, de Mariano Acosta.

Según las fuentes, en un primer momento, se quiso hacer pasar la muerte del joven como un accidente, producto de una intoxicación y posterior caída a una zanja.

Sin embargo, los peritajes determinaron luego que el muchacho, que vivía en Mariano Acosta, había sufrido un severo castigo y una muerte por asfixia.

Tras el hallazgo, los vecinos denunciaron que la noche del 14 de agosto Gorosito había ido a comprar a un kiosco cuando fue interceptado para su identificación por un auto particular y dos motos policiales.

Los habitantes del barrio contaron que ante esa situación, Gorosito salió a la carrera y desapareció hasta el día siguiente cuando apareció muerto. Por lo ocurrido, grupos de vecinos cortaron en dos ocasiones la ruta 200, frente a la comisaría en reclamo de Justicia.

En tanto, al profundizar la pesquisa, la fiscal Courtade reunió elementos para sospechar que Gorosito fue llevado a la comisaría de Mariano Acosta, donde, aparentemente, fue víctima de los tormentos que lo dejaron malherido.

Tras recibir ese castigo, se sospecha que el muchacho fue llevado hasta el descampado donde lo asfixiaron aplastándole el rostro contra la tierra, precisó un vocero judicial.

Respecto del móvil del hecho, los pesquisas judiciales manejan la hipótesis de que los policías, al parecer, trasladaron a Gorosito a la seccional para que se hiciera cargo de un supuesto caso de robo y violación, que la fiscal hasta esta noche no acreditó que haya existido.

Para los investigadores "podría haber un conocimiento previo" entre los efectivos acusados y la víctima, y, en ese sentido, "hay versiones sobre un problema de celos por una mujer", agregó la fuente consultada.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Es un canal de comunicación alternativo e independiente, con informacion de Argentina y América Latina, hechos a veces, poco visibilizados por los grandes medios. Ademas queremos brindarte buena musica, notas de interes y mucho mas.